Entre una raíz y una hoja

Me encamino hacia los túneles

que dibujan  las ramas

sobre el suelo terroso.

Tomo vuelo,

brinco

y desaparezco entre una raíz

y una hoja

que apenas vuela

para tocar la tierra dura.

El viaje no es difícil

ni doloroso.

 

Mis moléculas se defractan

y, por un momento,

se funden con las suyas.

 

El suelo se hace dermis

y mi cuerpo

tierra castaña

de lombrices, minerales y cochinillas.

 

Bajo.

Bajo

hasta

reconstruirme.

 

Soy un ovillo

lejos

del centro  de la tierra.

 

Giro.

Avanzo

hacia la oscuridad.

 

Negrura rojiza.

 

La tierra

me ofrece su teta.

 

Lamo.

Muerdo.

Acaricio.

Bebo.

 

Besa mis ojos,

estira mis piernas,

me sostiene.

 

¡Veo luz!

 

Y un suspiro  desaparece

entre una raíz

y una hoja

que apenas vuela

para tocar la tierra dura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s